La mayoría de nosotros sabemos que es importante proteger nuestros ojos de los rayos del sol. Pero a menudo se olvida que los ojos de los niños son especialmente sensibles y vulnerables a los efectos dañinos de la luz ultravioleta (UV). En Gómez Lor, tu óptica en Pontevedra, te recomendamos que tus hijos usen gafas de sol de calidad para proteger sus ojos.

Los niños pasan más tiempo al aire libre que los adultos, y a menudo participan en actividades al aire libre como deportes y juegos que los exponen aún más a la luz del sol. Si no se protegen adecuadamente, pueden sufrir daño ocular a largo plazo, como cataratas, degeneración macular y otros problemas oculares.

Las gafas de sol de calidad son la mejor manera de proteger los ojos de los niños de la luz solar dañina. Al elegir gafas de sol para niños, asegúrate de buscar lentes que ofrezcan protección 100% contra los rayos UV además de un filtro de alta protección (3 o más). Además, las gafas de sol para niños deben ser duraderas y cómodas, con una montura que se ajuste bien a la cabeza del niño.

Es importante que los niños se acostumbren a usar gafas de sol desde temprana edad. Si tus hijos usan lentes graduadas, habla con tu optometrista sobre la posibilidad de agregar un tratamiento de lente solar a sus anteojos recetados. Esto permitirá que tus hijos vean con claridad mientras protegen sus ojos de la luz dañina del sol.

En Gómez Lor, nos preocupamos por la salud visual de tus hijos. Ofrecemos una amplia selección de gafas de sol para niños de alta calidad de marcas confiables. Nuestros expertos en óptica pueden ayudarte a encontrar el par perfecto de gafas de sol para tus hijos, para que puedan disfrutar del sol de manera segura y saludable.

Recuerda, la protección ocular adecuada es esencial para la salud visual a largo plazo de tus hijos. Ven a visitarnos en Gómez Lor, tu óptica en Pontevedra, y descubre cómo podemos ayudarte a proteger los ojos de tus hijos del sol.

Pero algunos me han comentado que las gafas de sol pueden alterar los ciclos de sueño de los bebés, ¿es así?

Sí, es cierto que el uso de gafas de sol en bebés y niños pequeños puede tener efectos sobre su ritmo circadiano o reloj biológico, que es el ciclo natural del cuerpo de sueño y vigilia. Esto se debe a que la exposición a la luz del sol durante el día ayuda a regular el ritmo circadiano del cuerpo.

Al usar gafas de sol que bloquean la luz del sol, el cuerpo puede recibir señales mixtas sobre el tiempo del día y confundir el reloj biológico, lo que puede llevar a alteraciones en los ciclos de sueño y vigilia.

Sin embargo, esto no significa que los bebés y los niños deban evitar por completo el uso de gafas de sol. En cambio, se recomienda limitar el uso de gafas de sol a situaciones en las que la exposición al sol es alta y durante períodos cortos de tiempo. Además, se recomienda evitar el uso de gafas de sol cerca de la hora de acostarse para minimizar el impacto en el ritmo circadiano del cuerpo.

En resumen, el uso de gafas de sol en bebés y niños pequeños puede tener efectos sobre su ritmo circadiano, pero no significa que deban evitar por completo el uso de gafas de sol. Se recomienda limitar el uso de gafas de sol a situaciones en las que la exposición al sol es alta y durante períodos cortos de tiempo, y evitar el uso cerca de la hora de acostarse. Acercate a nuestro centro, en Óptica Gómez Lor te asesoraremos específicamente para cada caso.

×